El Destino de las Especies

 

“La conciencia es el mejor libro de moral, el cual debemos consultar a menudo”.
Descartes

 

“Locura: seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes”.
A. Einstein

freewilly.jpg (18550 bytes) Hace mucho tiempo hubo un momento en nuestra historia en que sólo tomábamos lo necesario para sobrevivir al igual que lo hacen nuestros hermanos, los demás animales; en ése entonces estábamos más cerca de ellos y los respetábamos más, por lo que podíamos vivir en armonía con nuestro entorno, como cualquier otro ser viviente. Todavía en el siglo antepasado había gente así en el norte de América, y como digno recuerdo de aquellas personas cito este extracto de la carta  escrita por el Jefe Piel Roja de Washington, en la cual responde a la petición de los “norte americanos” (sajones) para comprarle sus tierras; el texto dice:

 “Si les vendiéramos las tierras ustedes deberán tratar a los animales como hermanos. Yo he visto a miles de búfalos en descomposición en los campos. Los caras pálidas matan búfalos con trenes y ahí los dejan tirados, no los matan para comerlos. No entiendo como estos caras pálidas le conceden más valor a una máquina humeante que a un búfalo. Si todos los animales fueran exterminados el hombre también perecería entre una enorme soledad espiritual. El destino de los animales es el mismo que el de los hombres, todo se armoniza. Ustedes deben enseñarle a sus hijos que el suelo que pisan contiene las cenizas de nuestros ancestros, que la tierra se enriquece con la vida de nuestros semejantes. La tierra debe ser respetada. Enseñen a sus hijos lo que los nuestros ya saben: que la tierra es nuestra madre, lo que la tierra padezca será padecido por sus hijos. Cuando los hombres escupen al suelo, se escupen ellos mismos. Nosotros estamos seguros de esto: La tierra no es del hombre, el hombre es de la tierra, nosotros lo sabemos, todo se armoniza como la sangre que emparienta a los hombres. Todo se armoniza. El hombre no teje el destino de la vida, el hombre es sólo una hebra en ese tejido, lo que haga en ese tejido, se lo hace a sí mismo. El cara pálida no escapa a ese destino aunque hable con su Dios como si fuese su amigo.

 Tal vez los caras pálidas se extingan antes que otras tribus. Está bien, sigan infectando sus lechos y cualquier día despertaran ahogándose entre sus propios desperdicios. Ustedes avanzaran llenos de gloria hacia su propia destrucción alentados por la fuerza del Dios que trajo a estos lugares y que les ha dado cierta potestad, quien sabe porque designio.

Para nosotros es un misterio que ustedes estén aquí, pues aún no entendemos por qué exterminan a los búfalos, ni por qué doman a los caballos quienes por naturaleza son salvajes, ni por qué hieren los recónditos lugares de los bosques con tantos cables parlantes.

ositos.jpg (53246 bytes)¿Qué ha sucedido con las plantas? Están destruidas, ¿qué ha sucedido con el águila? ha desaparecido. De hoy en adelante la vida ha terminado, ahora empieza la sobre vivencia".

 Podemos ver en sus palabras la angustia que sentía al conocer los valores occidentales y de forma por demás profética describe lo que sucedería muchos años después. Ahora no sólo los búfalos se han ido de esas tierras sino también ellos mismos.

 El tiempo pasa y estamos haciendo muy poco para evitar la destrucción de nuestro planeta, simplemente seguimos consumiendo recursos y nos seguimos reproduciendo cada vez más rápido; pero para cuando nos demos cuenta tal vez ya no haya mucho por hacer, por que para ese entonces al vez el tigre ya no correrá nunca más por nuestras praderas, ni el elefante se revolcara en los charcos con lodo de su madre tierra, ni el chimpancé se balanceará en las copas de los árboles, ni el águila se elevará majestuosa en “nuestro”  cielo. Para ese entonces la tierra ya no será azul, sino gris toda cubierta de asfalto, llena de enormes casitas una al lado de otra, con familias de una sola especie, cuyos hijos tendrán la ilusión y “derecho” a demandar la suya propia cuando llegue el momento, tal vez arriba de esa misma por que el espacio horizontal se habrá acabado. En ese mundo hasta los “bien intencionados” padecerán y es probable que el Apocalipsis que tanto predican se volverá una realidad pero no por causas externas a la tierra sino por nosotros mismos. Este mundo oscuro puede parecer ficción, pero basta ver cuantos prados, bosques, ríos y lagos han desparecido. Basta ver a musulmanes y judíos peleando todos los días como lo han hecho durante más de dos mil años por un pedazo de terreno, basta ver los cambios climáticos de los últimos tiempos, basta conocer los índices de extinción de las especies y basta conocer la proyección del índice de reproducción de los humanos, ¡no! , no es ficción estamos muy cerca de hacerlo realidad.

 Si analizáramos las reglas del proceso de evolución de las especies, notaríamos que una característica principal de ella es la continuidad del más fuerte, y fuerte me refiero en términos de adaptación con su entorno. En la lucha por sobrevivir toda especie, al menos las que habitan la tierra, han tenido que ser egoístas y buscar a toda costa el dominio de su entorno para favorecer su desarrollo. Podríamos decir que la evolución de las especies ha estado basada en un enorme egoísmo que les ha permitido sobrevivir, es por eso que no es raro que una especie que tome el control de todo un planeta tenga como característica principal el egoísmo. Todas las especies son egoístas y pueden sobrevivir durante un tiempo en un perfecto equilibrio, pero tarde o temprano la perfecta adaptación de alguna de ellas le hará predominar sobre remapa.jpg (50417 bytes)las demás, controlando por completo su entorno, adaptándolo a sus necesidades y requisitos, expandiéndose a costa de la extinción de las demás. En ese momento el equilibrio se romperá por que su medio ambiente ya no será el mismo al que se adapto debido a que su desmedido crecimiento lo ha cambiado, por lo que esa especie ahora estará en problemas ya que no podrá sobrevivir sin un medio ambiente propicio, y por tanto acabará por autodestruirse, ¿Será ése el destino de todas las especies?.

 ¿Qué pasaría por ejemplo, si un virus hubiera sido la especie seleccionada para tener el mejor éxito entre todas y controlar el planeta?. Poco a poco iría invadiendo a todos los seres vivientes, haciendo lo que sabe hacer, transformando sus sistemas internos, rompiendo su equilibrio para beneficio propio, matándolos uno a uno, empujado por su egoísmo primitivo, brincando de uno a otro hasta que invadiera a todos los seres vivos del planeta y matando a todos los animales hasta que no quedara uno solo y por tanto no tendría donde vivir, después de lo cual también moriría. Difícilmente el virus “entendería” que su éxito se ha vuelto en contra suya y que el egoísmo que lo llevó a dominar el mundo ahora lo está matando. En un mundo así todas las especies estarían tarde o temprano destinadas a ser destruidas por la especie dominante y esta última moriría al terminar su labor, por que sin saberlo este camino la llevaría a la autodestrucción. Tal vez sea por ello que hasta el momento los programas, llevados a cabo por la NASA[1] y el SETI[2], para buscar vida extra terrestre en otros mundos, no hayan tenido resultados positivos a la fecha a pesar de haber tanto espacio en el universo en donde la vida sería posible, pues es muy probable que la mayoría de la vida en el universo esté destinada a la autodestrucción debido a este instinto primitivo y básico de sobre vivencia.

 Pero nosotros no somos virus, ni serpientes, ni leones, ni tiburones somos humanos, “homo sapiens”[3], por que tenemos inteligencia y conciencia, que nos permite darnos cuenta hacía adonde nos conduce nuestro egoísmo. Tal vez nosotros seamos la primera oportunidad real que tiene la vida en este universo de superar esta difícil prueba por que hemos desarrollado la conciencia, que hace posible que nos quitemos el enorme egoísmo que llevamos dentro para ver por el bienestar de los demás y de nosotros mismos, que nos permite entender que la única manera real de que el individuo trascienda, es a través de su influencia positiva en los demás, por que gracias a ella hemos podido desarrollar conceptos tan elaborados como el respeto y la comprensión de lo que nos rodea o como la capacidad de sacrificarnos por los demás. cosmicolors.jpg (5344 bytes)

 Por que después de miles de años de evolución han surgido dentro de esta tierra hombres como Gandhi, como Buda, como Einstein que han engrandecido nuestra especie y que nos dan una esperanza para continuar, por ello es que tal vez dentro de los miles de millones de millones de kilómetros de espacio, y dentro de los miles de millones de millones de planetas que se encuentran dentro de él, la tierra sea el único planeta cuya vida tenga posibilidades claras de sobrevivir y poder trascender más allá de ella misma y poder así cumplir con su destino, que es buscar, explorar y conocer los misterios que se encuentran más allá del vacío infinito del espacio, escondidos entre las estrellas, misterios que nos indicaran quienes somos y por que estamos aquí. Lo único que tenemos que hacer es despertar esa capacidad que esta en todos nosotros, ahí en ese pequeño espacio al que ahora mismo está llegando este mensaje, ahí muy dentro de ti en lo más profundo de nosotros mismos, en el reino de la conciencia que es donde se encuentra la mejor esperanza que tenemos de sobrevivir.

René Méndez.

 

Extraido y adaptado del Libro: "La Montaña de la Vida"
Autor: René Méndez
Editorial: SISTA


[1] Siglas de National Aeronautics and Space Administration. Organización del Gobierno de los Estados Unidos fundada en el año 1958. Las funciones de esta organización eran las de planificar, dirigir y manejar todas las actividades aeronáuticas y espaciales de Estados Unidos para cualquier ámbito no militar aunque en épocas recientes también se encuentra coordinando esfuerzos internacionales para la investigación espacial como la estación espacial internacional.

[2] Proyecto para la búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (Search for Extraterrestial Inteligence ) iniciado por la NASA en 1992. El objetivo del proyecto es examinar las emisiones radioeléctricas procedentes de 1.000 estrellas cercanas que se asemejan al Sol

[3] Término latino y nombre común empleados para designar a cualquier miembro de la especie y por extensión a la especie entera de la cual desciende el ser humano homo sapiens sapiens

1