EL ORIGEN DE LA VIDA Y DE TODAS LAS COSAS

Desde la antigüedad y aun hoy en día hay muchas personas que creen que uno de los principales papeles de Dios, sino el más importante, es el de ser el creador de la vida. Por ello un “argumento” muy común entre los creyentes es mencionar al origen de la vida como “demostración” de que tiene que existir un dios creador, lo pongo entre comillas porque el hecho de ignorar algo no debería de ser argumento para justificar la existencia de otro algo más general cuyo origen también se desconoce y del cual no hay evidencia convincente de su existencia pues si la hubiera ya estaríamos todos convencidos de la existencia de ese dios en cuestión (Jehova, Ala, Brahma, Tlaloc, etc) y entonces habría también una sola religión.

Cuando las diferentes culturas de la antigüedad inventaron un dios creador no resolvieron el tema del origen de la vida, solo lo difirieron a otro nivel pues las mismas peguntas que se aplican al origen de la vida se pudieran aplicar a ese dios creador, es decir quien lo creo a EL? De dónde vino? La mayoría de los creyentes dirán que su dios es eterno pero de igual forma esta respuesta se podría aplicar a todo el Universo, es decir el Universo bien podría ser eterno y por tanto sin necesidad de haber sido creado.

El conocimiento científico ha encontrado evidencia de la existencia de un momento muy importante en el tiempo conocido como el Big Bang, la evidencia cosmológica indica que el Universo se está expandiendo, la lógica indica que si echamos la película para a tras llegaremos a un tiempo en el que estaba contraído. La evidencia indica también que en ese tiempo el átomo más común era el Hidrogeno, por tanto no había planetas, no había vida ni nada de lo que conocemos. Bajo esta idea se deduce que la energía para la expansión tuvo que venir de una gran explosión (de ahí el nombre de Big Bang!), pero todavía no sabemos mucho sobre el origen de esa explosión, cual fue la causa o el origen, ni que había antes de esa explosión. Hay algunos creyentes que se mofan de ello y del esfuerzo científico en general, prediciendo que nunca se encontraran las respuestas, les imagino como aquellos que se encuentran al pie de la montaña viendo el ascenso de los que se atrevieron a subir mientras desean en el fondo de sus corazones que se caigan… Pero con todo y ello el avance de nuestro conocimiento ha sido mayúsculo, sobre todo en los últimos cien años, sin bien hay mucho por ascender se avanza a ritmo constante.

 

En el acelerador de partículas de Suiza (LHC, Large Hadron Collider) se están haciendo experimentos que nos están dando luz de lo que pudo haber sucedido en esa explosión e incluso un poco antes, todavía hay mucho por conocer sobre este punto en el tiempo, pero cada día se conoce un poco más. Por el momento nada garantiza que el Big Bang fue el comienzo de todo lo que existe, podría ser solo el inicio de un ciclo Cósmico, podría ser el choque de dos Hiper Universos como lo dice la teoría “M” la cual es una de las teorías que se están desarrollando. Lo que es un hecho es que hablar sobre algo que por el momento no conocemos totalmente sería imprudente, casi cuestión de fe pues por el momento estamos imposibilitados para demostrarlo, de esta forma afirmar que el Universo tuvo un principio o un final, es tan irresponsable como decir que Dios es finito o infinito, es decir por el momento no tenemos pruebas. Cada quien es libre de creer que un determinado dios es infinito y que EL creo al Universo pero  también quien quiera puede creer que el Universo es el que es infinito y por tanto sin necesidad de haber sido creado, más aun que pudiera ser Dios mismo. Tan válida o inválida es una cosa como la otra, solo que hay algo importante a considerar la visión religiosa de un dios todo poderoso, conocedor del futuro y creador de todo tiene muchas contradicciones en si misma por ejemplo cómo es posible que conociendo el futuro y siendo creador de todo, juzgue y castigue a su propia creación por lo que El ya sabría de antemano harían? Más aun, hay varias versiones de dioses, todas igual de válidas para cada uno de sus devotos seguidores, pero todas requieren de la fe para aceptarlo pues carecen de argumentos sólidos para probarlo, con lo cual lo único que se ha conseguido es dividirnos y estas divisiones han sido causa de pugnas y guerras ancestrales.

 

Faltan aún muchas piezas del Rompecabezas Cósmico (o del conocimiento del Universo como se le quiera llamar) peo hay muchas que ya han sido descubiertas, el que ha tenido la oportunidad de conocer y entender esas piezas estará de acuerdo en que la evidencia encontrada hasta ahora apunta a un Universo auto sustentable, es decir hoy mismo hay todas las leyes necesarias, la materia necesaria y la energía necesaria para formar nuevas Estrellas, nuevos Planetas y nuevos tipos de vida. Hay clara evidencia de que existe un proceso de evolución y este proceso no es solo la evolución de las especies del planeta Tierra que descubrió Darwin, el cual que tiene bases sólidas en la genética, medicina, paleontología, geología e Historia y bases más tangibles aun en los museos de todo el mundo. Pero esto va mucho más allá, abarca a todo un Universo que se encuentra en constante movimiento, en donde todo interactúa con todo, intercambia energía y se transforma constantemente. Si bien cualquier campo de energía viaja por el espacio debilitándose por el espacio con el cuadrado de la distancia, nunca deja de viajar, de esta forma la energía que sale de mi cuerpo llegara hasta el último confín del Universo, estará débil pero presente interactuando con todo lo que existe. Esta continua interacción de todo con todo, tiene bases y evidencia sólidas, hasta el sólido más sólido está compuesto por partículas que están en continuo movimiento y por tanto en continua evolución, hasta objetos que consideramos estáticos por ejemplo podemos observar que en unos cuantos años hasta una piedra se va puliendo por la acción del agua, una barra de metal se va oxidando y así todo absolutamente todo está intercambiando energía con lo que lo rodea y por tanto cambiando todo el tiempo. Hay cosas que cambian más rápido que otras por ejemplo el átomo de Uranio se transmuta (cambia su composición para transformarse en otro tipo de átomo) continuamente y a una tasa conocida lo que se conoce como “vida media”, debido a la cantidad de partículas en su núcleo atómico estas no pueden ser retenidas por mucho tiempo por las fuerzas nucleares lo que hace que este elemento decaiga (emita protones) espontáneamente, estos átomos con gran cantidad de protones y por tanto inestables se les conoce como radioactivos pero aun hasta los átomos estables pueden emitir protones si son excitados por alguna fuente de energía, la cual pude venir de la fricción, de un choque producto de otra fuerza como la fuerza de gravedad o de un rayo cósmico (energía que viaja por el espacio producida por algún proceso estelar). La frontera entre la molécula química más compleja (las proteínas por ejemplo) y la biológica más simple (una celular por ejemplo) es mínima y ambas son continuamente afectadas por el continuo intercambio de energía en el Universo de forma tal que un brinco de una a otra es muy posible. El hecho de que la materia tenga la propiedad de cambiar y transmutar demuestra que el Universo no es una creación fija y estática, sino un ente en continuo cambio.

 Nos podríamos preguntar qué tantas cosas pudieran surgir en un Universo con miles de millones de millones de átomos, que tiene miles de millones de millones de espacio en donde combinar esos átomos y que además cuenta con un infinito de tiempo (o al menos 13 mil millones de años desde el Big Bang) pero nos faltara imaginación, lo que está claro es que una de esas cosas es la VIDA …

Para algunas personas esto no es fácil de entender y es comprensible, el ser humano no puede esperar 15 mil millones años para verlo con sus propios ojos, ni siquiera un millón de años para ver cambios sustanciales en todo lo que nos rodea, tampoco puede estar presente en todos los millones de millones de planetas en donde se están combinando todos los días miles de millones de millones de moléculas para formar estructuras complejas como las proteínas (base para la vida) o las células. La mente humana tiene problemas para entender cantidades en miles de millones pero eso no quiere decir que no existan y que tanto tiempo, espacio como materia y energía, en esas cantidades, le den forma a todo lo que conocemos.

Dentro de esta danza Cósmica existen muchos sistemas en el Universo, unos son más posibles que otros, para que surja una estrella por ejemplo se necesita cierta cantidad de materia en cierta cantidad de espacio y es solo cuestión de tiempo para que estos átomos sean atraídos por la gravedad, acumulándose en un centro común con lo cual ante la gran presión comenzaran a liberar energía para compensar la contracción gravitatoria. Hay sistemas más delicados y complejos como una célula o la molécula del ADN, en ellos no se necesita mucha materia sino la adecuada y más aún las condiciones correctas, las cuales no son nada fáciles de encontrar pero tampoco tan difíciles como lo demuestra el hecho de que la NASA este buscando vida o indicios de vida antigua en Marte, si no existieran argumentos sólidos para pensar que esto es posible difícilmente se autorizarían tantos millones de dólares para misiones de este tipo. El pasar de una simple célula a un microbio, tampoco es nada fácil, tiene que haber aun condiciones más estrictas, rangos de temperaturas específicas, nutrientes, etc. De hecho hay muchos elementos que nos indican que en nuestro sistema solar debe haber más planetas sin vida que con ella. La probabilidad de que la vida surja en un planeta es difícil de calcular, pero existen fórmulas que se están probando para ello, no obstante es un hecho de que es baja pero es más baja aun la probabilidad de que surja vida inteligente, porque para sobrevivir no se necesita inteligencia, las hormigas por ejemplo lo hicieron con cantidad, el elefante con tamaño, el chita con velocidad y el ser humano con inteligencia, así de diversa es la vida.

Ahora imaginemos que la probabilidad de que un grupo de moléculas den el salto para pasar de una estructura química a una biológica para que surja un organismo unicelular cuando se presentan las condiciones adecuadas, seria tal vez muy baja, a lo mejor casi tan baja como ganarse la Lotería 5 veces seguidas, ósea bajísima pero no imposible. Por supuesto que algunos pensaran que es imposible sacarse la lotería 5 veces seguidas!!! Pero la clave está en entender que el Universo tiene miles de millones de boletos del juego de la vida (planetas con posibilidades para sustentar vida) y que juega ese juego todos los días y lo ha hecho así por miles de millones de años, ósea que no solo lo lograra una vez, sino varias!!! Por increíble que nos parezca y una vez que surge la vida unicelular básica ya sabemos que el proceso de selección y adaptación entrara en juego para después de miles de millones de años de pruebas y muchas generaciones crear seres como nosotros. Y ahí están las pruebas, la tierra que pisamos está llena de los restos de nuestros antepasados, de especies incluso que no superaron la prueba de adaptación y que ahora solo ocupan un lugar en todos los museos del mundo, porque no fueron los Australopitecos, ni los Nerdental, los que sobrevivieron, sino los Homo Sapiens Sapiens, es decir nosotros los que lo logramos. 

 

El proceso del origen de la vida y su evolución es largo y además complicado por todo los diferentes elementos que involucra, aun así se han encontrado solidas evidencias de él en todas las diferentes ramas de la ciencia, no en una, ni en dos, sino que cada una de ellas ha aportado piezas clave que encajan perfectamente unas con otras, las cuales han ido armando este rompecabezas Cósmico que nos empieza a mostrar un Universo en continua evolución. Hay algunos creyentes que incorrectamente creen que la Ciencia trabaja para negar la existencia de un determinado dios creador pero nada más falso que eso, el propósito de la verdadera Ciencia es conocer la verdad, una verdad objetiva y comprobable, ha sido la evidencia la que no le ha dado la razón a la idea de un dios personal creador, no la ciencia. Basta con ir a un museo para ver especies que se parecen a las de hoy pero que son diferentes en muchos detalles o ver fósiles de especies que ya desaparecieron pero que son base para muchas de las actuales. Desde el punto de vista creacionista, no tendría sentido pensar que un dios creador hizo a algunas especies para desaparecer después de un tiempo, por ejemplo tenemos a los dinosaurios quienes por su tamaño son seres tan grandes a los que la Biblia no menciona porque se extinguieron mucho tiempo antes que el ser humano existiera, sería difícil de entender bajo la óptica creacionista que un determinado dios los haya creado para luego destruirlos antes del surgimiento del ser humano, incluso la Biblia dice que Jehová (el dios judío de la creación) puso al hombre para enseñorearse sobre los demás animales. También es difícil querer negar su existencia pues sus huesos están dispersos en todos los continentes. La evidencia demuestra también que entre más viejo sea un fósil (ya sea datado por técnicas atómicas o porque fue encontrado en capas de tierra muy profundas) más simple es su anatomía, lo cual es otra prueba clara del proceso de evolución de las especies y esto sucede con los fósiles de todas las especies, caballos, perros, homínidos (seres humanos), etc. Nunca se ha encontrado a un fósil en capas geológicas muy profundas y con antigüedad corroborada por técnicas atómicas, que sea muy complejo, es decir un mamífero por ejemplo, ya no se diga un ser humano. En las capas más profundas de la Tierra (mayor antigüedad) lo que hay son hojas y trilobites, no mamíferos, todo lo cual concuerda perfectamente con el proceso evolutivo.

De igual forma que con la expansión del Universo, podemos deducir si echamos la película hacia atrás en el tiempo que hubo un tiempo en el que había menos especies y especies más simples, las cuales han sido encontradas en capas más profundas de la Tierra.

Queda claro que la vida no surgió de un día para otro, tomo mucho tiempo, mucho más que el tiempo de una vida humana. Algunos se preguntaran pero de donde vino todo esto, todos los componentes básicos para la vida? Los que han leído mis argumentos con cuidado sabrán que ese Todo pudiera ser eterno…

En los años por venir la rama de la Ciencia llamada genética nos sorprenderá con sus avances, pronto comprenderemos más de esas pequeñas maquinas moleculares llamadas genes, aprenderemos a manipularlas y sin duda esto traerá muchos debates éticos y morales, pero también religiosos pues hoy el conocimiento científico ha comenzado a entrar en un terreno que antes solo era para los dioses, el terreno de la vida. Hace alrededor de 600 años la Iglesia cristiana se escandalizo porque Galileo aporto evidencia de que la Tierra gira alrededor del Sol contradiciendo a la Biblia (Josué 10:12), luego lo hizo cuando Darwin descubrió el proceso de evolución de las especies, nuevamente la evidencia contradijo una idea Bíblica (el creacionismo) y hoy muchos años después vemos al Vaticano tomando clases de astronomía y a la Iglesia Cristiana americana haciendo videos en donde se ven forzada a aceptar el proceso de evolución pero le agregan su “diseño inteligente”. Así poco a poco, sin que tal vez tomen conciencia la creencia religiosa en un dios personal creador de todo va cediendo ante la fuerza de la evidencia. Hubo una época en la que adoramos al Sol pero con el tiempo aprendimos que es una estrella, hoy en muchos rincones del mundo aún se tiene la creencia en un dios creador pero confió en que nuevamente el conocimiento objetivo se impondrá para con ello aceptar una cosa más de lo que Dios no es.

 

Si Dios no es un dios personal, que es entonces?

Rene Mendez, 2013.

www.laperspectivacosmica.com