¡Si de verdad amas la vida defiendela!

"La conmiseración con los animales está íntimamente unida con la bondad de carácter,
de tal manera que se puede afirmar de seguro,
que
quien es cruel con los animales no puede ser buena persona
."
Schopenhauer

De todos los seres vivientes del planeta solo los seres humanos somos los unicos que tenemos conciencia de la vida, esa sustancia mistica y misteriosa que fluye en nosotros y que constituye sin duda nuestro mayor tesoro. El regalo de la vida lo compartimos también con nuestros pequeños hermanos, ellos tal vez no estén tan concientes de ello como nosotros por demuestran su amor y deseos de vivir en el cariño y protección que brindan a sus hijos y en la pasión con la que defienden sus vidas cuando son puestas en peligro. El mundo contemporaneo, "la civilización" como acostumbramos llamarle a puesto en peligro el delicado equilibrio de la vida que surgió en este planeta, según datos de la  ONU las tasas de extinción se han incrementado más de 50 veces de normal debido al hombre, porque somos el único ser viviente que no toma solo lo que necesita para subsistir sino que además extraemos los recursos de la tierra para necesidades tan superfluas como la moda,  los convencionalismos  sociales y para satisfacer nuestra terrible adicción al placer que es aveces culinario y otras veces es solo por diversión.

Sí, el ser humano que dice estar conciente de la vida, que dice amar la vida, es el único ser viviente del planeta que es capaz de matar y torturar por placer, ¡por pura diversión!.

¿Que clace de mundo heredaremos a nuestros hijos si les mostramos tan poco respeto e interés por la vida?, ¿Cómo podremos deterner la violencia si permitimos que en espectáculos masivos e incluso en la televisión corra la sangre de seres inocentes sin que hagamos algo por detenerlo?.

Afrontemos la responsabilidad de estar concientes de la vida velando por ella, ¡defendamos la vida!, ¡Detengamos la tortura y matanza por diversión!.

Entérate de lo que hay detrás de las corridas de toros y ayuda a evitarlo:

LA FIESTA "BRAVA": MATAR POR DIVERSION

Tal vez hayas oído que la "fiesta" de los toros es un arte, pero no lo es....
 Es una Ciencia...
 La ciencia de la Tortura
 Nada en la fiesta brava es genuino, solo el dolor...

 

24 Horas antes de entrar en la arena, el toro ha sido sometido a un encierro a oscuras para que al soltarlo, la luz y los gritos de los espectadores lo aterren y trate de huir saltando las barreras, lo que produce la imagen en el publico de que el toro es feroz, pero la condición natural del toro es huir NO atacar.
También se le han
recortado los cuernos para proteger al torero
Le colgaron
sacos de arena en el cuello durante horas
Lo
golpearon en los testiculos y los riñones
Le
indujeron diarrea al poner sulfatos en el agua que bebió
Todo esto es con el fin de que llegue débil al ruedo y en completo desorden.
Se le ha untado
grasa en los ojos para dificultar su visión y en las patas se le puso una sustancia que le produce ardor y le impide mantenerse quieto,  así el torero no desluce su actuación.

Para los "picadores" se eligen a caballos que ya no tienen valor comercial, por que el animal muere en 3 o 4 corridas a lo mucho, es muy habitual que el animal sufra quebraduras múltiples de costillas o destripamientos.
Se les coloca un peto simulando que se les protege, pero en realidad se trata de que el publico no vea las heridas al caballo que con frecuencia presentan
exposición de vísceras. Ahí en el ruedo se les obliga a enfrentarse a dos seres que por naturaleza han convivido pacificamente durante muchos años en el campo sin atacarse.

El trabajo del "picador"
Si el torero percibe que el toro embiste con mucha energía, ordena al picador hacer su trabajo: Consistente en desangrar al toro para debilitarlo,  clavándole en el lomo una lanza que destroza músculos (trapecio, romboideo, espinoso y semiespinoso, serratos y transversos de cuello)
Lesiona, además, vasos sanguíneos y nervios.

Esto es para que el torero pueda brindar la expresión artística que se supone
debe tener este espectáculo.
Un solo puyazo podría destrozar al toro, por eso se hace en tres tiempos “para mayor goce de la afición.”

Las "Banderillas"
Las banderillas aseguran que la hemorragia siga; se intenta colocarlas justo en el mismo sitio ya dañado con los ganchos de metal.
El gancho se mueve dentro de la herida con cada movimiento del toro y con el roce de la muleta,  el peso de las banderillas tiene precisamente esa función.
Algunas banderillas tienen un arpón de 8 cms, y se les llama “de castigo”, a las cuales es sometido el toro cuando ha logrado evadir la lanza del picador. Las banderillas prolongan  el desgarre y ahondamiento de las heridas internas. No hay límite al número de banderillazos: tantos como sean necesarios para desgarrar los tejidos y piel del toro.

 

 

 

 

 

 

 

 

Visitas desde el 18 de Febrero:Contador de visitas a la página